Antes de redactar una propuesta: Parte IV.

El proceso de redactar una propuesta comienza cuando uno abre un documento en Microsoft Word (o su equivalente) y comienza a modificar el documento para que sea una propuesta, sea que le cambie el formato o que comience a presionar alguna tecla en el teclado. Sin embargo, antes de poder comenzar a redactar una propuesta, hay que llevar a cabo una serie de pasos que te van a dar el material que necesitas para redactar una propuesta. Por ello, es justo que se comience esta página con una serie titulada “Antes de comenzar a redactar una propuesta”.
 
En las últimas tres partes, los enfoques fueron en la selección del tema y en la revisión de literatura. En esta parte, se trabajará con lo que debe de resultar de la revisión de literatura. Lo primero que debes obtener es el material que le va a dar sustento para tu propuesta. Lo segundo es tener claro qué teoría vas a usar. Finalmente, la revisión de literatura te debe de dar estrategias que se utilizaron para hacer lo que quieres hacer en tu propuesta que fueron exitosas en otros contextos.
 
¿A qué me refiero cuando digo que la revisión de literatura debe de darle sustento a tu propuesta? Una buena revisión de literatura debe de contener en ella suficiente evidencia para poder exponer la importancia del plan, programa, proyecto y/o iniciativa que estás proponiendo. Debes de comenzar presentando el problema a nivel global y luego ir bajando de escala (global, nacional, estado, etc.) hasta llegar a la justificación de la propuesta para la población en el cual propones trabajar. Para sustentar tu propuesta sería preferible 3 cosas:
 
  1. Estadísticas del problema a trabajar desde el nivel global hasta el local
  2. Investigaciones acerca del problema y su solución
  3. Artículos de revisión de literatura
 
Una buena revisión de literatura debe de darte opciones acerca de qué teoría sería la más apropiada para tu propuesta. ¿Por qué esto es importante? El poder ver el uso de teorías en programas y proyectos similares al tuyo en la literatura tiene la implicación de que no tienes que comenzar desde cero a la hora de escoger y aplicar alguna teoría a tu propuesta. También es importante porque puedes sustentar el uso de la teoría con revisión de literatura en vez de tener que sacártelo de la manga. En fin, es menos el trabajo mental que tienes que hacer.
 
Finalmente, una revisión de literatura te debe de dar ideas basadas en evidencia de cómo puedes trabajar con el problema y/o comunidad de interés. Como con las ideas de teorías para utilizar, el poder ver plasmado estrategias exitosas en la revisión de literatura te da una idea de por dónde tu propuesta debe de ir dirigida. Guía tu camino. Da un punto de partida para tu creatividad. Por otro lado, este aspecto de tu revisión de literatura hace de tu propuesta una más creíble y tendrá más peso. Eso es bueno a la hora de pedir fondos al gobierno o alguna fundación. También es bueno en la academia, donde el sacarte las cosas de la manga no es promovida.

​Una forma de facilitar el desglose del sustento de la revisión de literatura es a través de la transcripción de la informacion recopilada en la literatura en forma gráfica, a través de imágenes y tablas. Las siguientes tablas puede ser una manera para poder desglosar la información obtenida en la revisión de literatura. 
 
Tabla 1. Desglose de los hallazgos de la revisión de literatura basado en las escalas sociales.
Tabla 2: Desglose de hallazgos de la revisión de literatura.
Hay que hacer la aclaración de que hay temas que necesitan de Educación en Salud, pero la literatura científica existente es… casi no existente. En este caso, la poca revisión de literatura existente es útil para demostrar lo que hay y lo que no hay. Sirve para demostrar porqué uno se está sacando las cosas de la manga. En este caso, es necesario hacer gimnasia mental. La gimnasia mental no necesariamente implica hacer una propuesta sin revisión de literatura. Puede ser, como con el ejemplo de la mentoría en las iglesias, que le revisión de literatura sirva para sustentar la propuesta de manera indirecta. Sustenta los elementos de programas o proyectos de mentoría y de programas o proyectos en iglesias por separado y la gimnasia mental es aplicada al momento de unir ambos conceptos.

En la cuarta parte de la serie “Antes de comenzar a redactar una propuesta”, se trabajó lo que debe de resultar de una revisión de literatura. Se presentó los tres elementos que se obtiene de una buena revisión de literatura: el sustento para tu propuesta, posibles teorías a utilizar y estrategias basadas en evidencia. Luego se discutió cada una presentando la importancia de cada una a la hora de redactar una propuesta. Finalmente, se trabajó con las opciones cuando el proceso de utilizar la revisión de literatura requiere de gimnasia mental. En la próxima parte, se discutirá la selección de una teoría de Educación en Salud para la propuesta.