Antes de redactar una propuesta: Parte III.

El proceso de redactar una propuesta comienza cuando uno abre un documento en Microsoft Word (o su equivalente) y comienza a modificar el documento para que sea una propuesta, sea que le cambie el formato o que comience a presionar alguna tecla en el teclado. Sin embargo, antes de poder comenzar a redactar una propuesta, hay que llevar a cabo una serie de pasos que te van a dar el material que necesitas para redactar una propuesta. Por ello, es justo que se comience esta página con una serie titulada “Antes de comenzar a redactar una propuesta”.
 
En las últimas dos partes, se discutieron dos procesos que se deben realizar antes de comenzar a redactar una propuesta: la selección del tema y la revisión de literatura. En esta parte se presentará sugerencias de cómo poder realizar mejor la búsqueda de artículos. Esto se puede dar utilizando los recursos de manera más eficiente y entrando las palabras claves que mejor le darán artículos revisados por pares que realmente necesitas para tu propuesta.
 
Como fue discutido en la parte II de esta serie, hay dos maneras de usar las bases de datos. La primera es el buscar artículos por revista y la segunda es buscando artículos basados en palabras claves. El buscar artículos por revista es bueno si ya se sabe que el tema se cubre en revistas en específico o si sabe que el artículo que busca está en una revista en específico. De lo contrario, es más conveniente utilizar palabras claves para encontrar artículos en la revisión de literatura.
 
¿Qué son las palabras claves? Las palabras claves tienen 3 funciones:
  1. Se utilizan para abundar en lo que el título dice.
  2. Se utilizan para promocionar y dar a conocer el artículo.
  3. Se utilizan para guiar al investigador y/o estudiante al material publicado.
 
Las palabras claves en un artículo existen para beneficio del autor o los autores de un artículo y para beneficio del consumidor del mismo. Esto implica que la utilización de las palabras claves por ambos el autor o los autores de artículos y por el investigador y/o estudiante es clave en la comunicación indirecta que sucede entre el autor o los autores de artículos y el investigador y/o estudiante que busca artículos en una base de datos. Para propósitos de esta página, se va a enfocar en el lado del investigador y/o estudiante.  
 
La interrogante a contestar a la hora de hacer una búsqueda de literatura es cuales son las palabras claves a utilizar. Eso va a depender del tema. Para poder explicar mejor el uso de palabras claves, vamos a trabajar con el tema “Mentoría de jóvenes en iglesias”. Para poder pensar en todas las combinaciones de palabras claves posibles, hay que tener en mente unas técnicas de búsqueda en bases de datos.
 
La primera es que uno puede buscar artículos utilizando las palabras del tema. Uno puede en teoría poner en los meta buscadores o en las bases de datos el tema tal y como lo pensó, en el ejemplo sería “mentoría en jóvenes de iglesias”. La desventaja es que los artículos encontrados rara vez presentan lo que deseas ver en la revisión de literatura. Es por esto que es necesario pensar en diferentes maneras de plasmar el tema en una base de datos o en un meta buscador académico como Google Scholar.
 
La segunda opción es el buscar artículos usando las palabras por separado. En este tema, las palabras serían mentoría, jóvenes e iglesia. La ventaja es que aparecerán temas que tengan esa palabra como palabras claves. La desventaja es que tendrás dentro de tus opciones demasiados artículos que no tienen nada que ver con tu tema. Una solución a este problema es utilizar más de una palabra en el buscador y separarlas con las palabras AND, OR y/o NOT.
 
Las palabras AND, OR y/o NOT (y, o y/o no) son interjeciones en inglés que tienen la funcion de hacer que la búsqueda de artículos científicos sea más especializada. Esto tiene la ventaja de que elimina muchos de los artículos que no cumplen con los criterios para la revisión de literatura. La otra ventaja es que aumenta las probabilidades de encontrar los artículos que son más ideales para la propuesta que vas a hacer. La desventaja está en que el proceso de escoger las palabras correctas toma tiempo y esfuerzo mental para hallar la combinación de palabras claves que van a dar los mejores resultados. A pesar de esta desventaja, una vez se encuentra esas palabras claves y se ponen en la forma correcta en los buscadores, lo encontrado será muy valioso para el trabajo a hacer.
 
En el ejemplo de mentoría en jóvenes de iglesia, el uso de la opción demostrada en el párrafo anterior es el siguiente:
  1. Mentorship AND Church.
  2. Mentorship AND Youth.
  3. Mentorship OR Youth.
  4. Youth Mentorship AND Church.
  5. Youth Mentorship NOT Church.
  6. Youth Mentorship NOT Academic.
  7. Youth Mentorship NOT College OR University.
 
Estos ejemplos son solo unas pocas posibilidades de cómo trabajar con las palabras claves para obtener los mejores resultados. Es importante, especialmente si han separado el tiempo para llevar a cabo la revisión de literatura, que exploren la mayor cantidad de opciones que puedan. Sean flexibles y pacientes.
 
Como podrán notar, en una de las opciones puse mentoría en jóvenes no iglesia. Lo que quiero demostrar con este ejemplo es que hay unos temas que requieren que se tomen medidas que parecen ilógicas. Uno pensaría que si el contexto de este programa es en iglesias entonces cualquier búsqueda debe de incluir iglesia como palabra clave. Sin embargo, cuando una persona hace una revisión de literatura de este tema se dará cuenta que no hay artículos que traten la mentoría en iglesias. Si se pone a buscar mentoría en jóvenes AND iglesias encontrará que los artículos que tienen como palabra clave iglesia tiende a hablar de programas de nutrición y obesidad y las que tienen como palabra clave mentoría tienden a trabajar la mentoría en el contexto de la academia.
 
Esto no hace que los artículos que sean de iglesias (o en cualquier otro contexto donde esto pueda ser cierto) sean automáticamente descartables porque no hablen de mentoría. Es más, pueden proveer información valiosa sobre las particularidades de llevar a cabo un programa en las iglesias. El no encontrar nada sobre el tema en su población no significa que no puede usar su revisión de literatura para justificar tu propuesta. Lo que significa es que no hay nada en la literatura de la población escogida en el área donde se propone implementar.
 
Dos elementos que no son sobre el uso de palabras claves que pueden ayudar a la hora de hacer una revisión de literatura son el uso de filtros. Hay cuatro filtros en una base de datos:
  1. Fecha de publicación.
  2. Revista.
  3. Temas.
  4. Si es un artículo de una revista o si es algún capítulo de un libro.
 
Para efectos de esta página se discutirán los filtros de fecha de publicación y revistas. Estos son los más fáciles de utilizar que provoquen el efecto más significativo.
 
Google Scholar y las bases de datos tienen filtros de límite de fecha de publicación a los márgenes que permiten que uno pueda buscar artículos con mayor facilidad. El uso del filtro de la fecha de publicación se ha convertido en una acción casi obligada si uno quiere hacer una revisión de literatura exitosa a través de una base de datos. Esta opción tiene la ventaja de reducir la cantidad de artículos a revisar a un número considerablemente menor. El estándar en propuestas que tienen el propósito de cumplir con un requisito académico es que el artículo tiene que ser de hasta 5 años antes del año en que estás haciendo la propuesta. Sin embargo, uno debe de estar abierto a ampliar este límite si no consigue suficientes artículos de calidad.
 
El segundo filtro más efectivo es el uso del filtro de revistas específicas. Esto no solo reduce el número de artículos, sino que especializa aún más la búsqueda aumentando las probabilidades de conseguir los artículos deseados. Si, por ejemplo, se está realizando una revisión de literatura sobre el impacto en los abuelos de la migración de los hijos puede usar palabras claves limitando la búsqueda a los últimos 5 años y Journal of Aging and Health.
 
En conclusión, el uso de palabras claves es esencial para encontrar artículos científicos de calidad para tu propuesta. Lo más importante para realizar una revisión de literatura exitosa es la actitud. Una revisión de literatura toma tiempo, así que hay que comenzar al menos un mes y medio antes de llevar a cabo una propuesta. También debes ser flexible y explorar todas las opciones: combinación de palabras claves, uso de interjecciones, uso de filtros de fecha de publicación y filtros de revistas que cubren temas específicos.